2 ago. 2013

LA ETERNA NOCHE DE LAS DOCE LUNAS LLEGA A CARTELERA EL 16 DE AGOSTO

COMUNIDAD WAYÚU: LA MANIFESTACIÓN MÁS AUTÉNTICA DE IDENTIDAD Y MULTICULTURALIDAD

 

Ubicados en la península de La Guajira, al norte de Colombia, en costas del mar Caribe, entre chinchorros y bordas, los Wayúu constituyen la comunidad indígena más numerosa de Colombia y Venezuela. Es una cultura infinitamente rica en costumbres, tanto así, que comprenden todo un protocolo para cada una de sus prácticas: desde la forma de vestir, hasta grandes técnicas ancestrales para cada uno de sus rituales.
    

LA ETERNA NOCHE DE LAS DOCE LUNAS busca mostrarle al mundo una comunidad que día a día lucha por el fortalecimiento de su identidad y que está vinculada fuertemente a sus principios cosmogónicos y modos de representación mítica. En palabras de Priscila Padilla, "El documental expone una realidad desde lo cotidiano y construye un discurso puramente narrativo, partiendo de la simpleza de los acontecimientos encarnados en metáforas, como el ritual del corte del cabello de la niña, el paso de la luz a la oscuridad, la soledad y la relación energética que éstas mujeres establecen con la luna y su cuerpo durante el periodo de la pubertad. Y un árbol, símbolo de esta ranchería, que decide caerse cuando la niña entra al encierro".

La comunidad establece figuras sobrenaturales que simbolizan aspectos como la vida, la fuerza y la naturaleza. Pero sin duda alguna, su ideología frente a las dimensiones de vida y muerte, son las más predominantes. Los Wayúu aseguran que el alma es como la sombra, está siempre con sus cuerpos, excepto en el momento en el que alguno enferma, justo allí es cuando un piache (Chamán), con ayuda de sus espíritus, logra encontrar esa alma y devolverla al cuerpo. Solo así se evitará su muerte. Los piaches o chamanes entre los Wayúu son en su mayoría mujeres, pues son quienes logran comunicarse con los espíritus a través de los sueños. Los poderes que ellos les otorgan, les permiten, entre otras cosas, atraer la lluvia, mejorar las cosechas, curar enfermos, y espantar malas energías.

La eterna noche de las 12 lunas - ESTRENO 16 DE AGOSTO

Festival de la Cultura Wayúu
Uno de sus principales atractivos, es sin duda, el festival Wayúu, considerado como la máxima expresión cultural y artesanal, donde la mezcla de música tradicional, rituales, artesanías, excursiones y juegos, permiten mostrar al mundo la riqueza de ésta comunidad. Los alimentos, también componen una de las tradiciones más emblemáticas de la cultura. El chivo es uno de los pocos animales que por su fortaleza, ha logrado adaptarse a los rigores de la sequía y calor del desierto. Los Wayúus preparan el chivo de diferentes formas, la más reconocida de ellas es el "friche", una fritura en la que se mezclan la sangre del animal, el hígado y la carne cortada en cuadritos. El arco y la flecha son las prácticas ancestrales más empleadas por ésta comunidad para cazar animales pequeños como conejos o iguanas.

De la tierra, con la que tienen una alta conexión, ya que simboliza la fuente de vida de la comunidad, provienen la gran mayoría de sus alimentos. Es así, como delicados platos, de fuertes sabores y con numerosas texturas, un tanto difíciles de asimilar por el paladar del foráneo, son los que le han permitido a la comunidad reconocerse a través de eventos como el Festival de la Cultura Wayúu, donde estos suculentos platos son los protagonistas.


Los sonidos de la madre tierra
Cada una de las festividades, rituales, y actividades diarias involucra toda una compilación de la música autóctona, conocida en la población Wayúu como Chichamaya o yocna. Cada rito ancestral comprende una combinación de sonidos producidos por flautas o canutillas, tambores y pitos, usados en celebraciones relacionadas con el desarrollo de la mujer e implica danzas en donde ésta desafía al hombre, por lo que se considera que la mujer danza en condición de esencia o energía protectora. Para acompañar estos ritos, las mujeres usan largas mantas de colores y magnos collares, atuendo que las asocian como unidad mística, estrechamente ligada a las expresiones de la Tierra y a la protección. Por su parte, los hombres cubren su cuerpo con un pequeño taparrabo, conocido como 'wayuco', sostenido por un cinturón tejido por ellos mismos. Ocasionalmente, utilizan una corona de colores en la cabeza, para rituales especiales, conocida como keratza.

La población Wayúu asume una cultura muy particular, una belleza excepcional y una cotidianidad cargada de simbologías que convierten esta propuesta estética, en una serie de lazos universales que ahondan en la dimensión de ser de lo humano, y específicamente aquí, de lo femenino. Este filme, confronta y cuestiona a todas las mujeres del mundo, al rol que la cultura les ha asignado y cómo ellas lo enfrentan ante un mundo que se trasforma, se ilumina y se oscurece.



No hay comentarios: