3 abr. 2009

Laboratorios Black Velvet lleva a su distribuidora Velvet Jellyfish a la 24 edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara

Velvet Jellyfish la distribuidora de cortometrajes latinoamericanos, división de Laboratorios Black Velvet, llevó tres cortometrajes colombianos al Festival Internacional de Cine de Guadalajara, uno de los circuitos cinematográficos más importantes de Iberoamerica, que se llevó a cabo en México durante la semana del 18 al 27 de marzo de este año.

Marina la esposa del pescador (Carlos Hernández), es el único cortometraje del país que participa en la competencia de cortometrajes latinoamericanos. Mientras que La cerca (Rubén Mendoza) y En agosto (Andrés Barrientos y Andrés Reyes) entraron en la selección oficial de la muestra que se realiza dentro del Festival nuestro país por ser el invitado de honor este año.

Marina la esposa del perscador es la fantástica historia de una mujer de 38 años, esposa de un pescador en Nuquí, un pueblito en la costa del Pacífico colombiano, que vive en una humilde casa al lado de esa inmensa y solitaria playa chocoana y que un día cualquiera despierta, entristecida por un sueño que tuvo la noche anterior, con la firme intención de salir a alta mar, sola, llevando en una pequeña lancha de madera, la única forma que tiene a su alrededor para sanar al mundo y sanarse ella misma. Una historia sobre la reconciliación en un país que necesita empezar a cerrar sus heridas.

En agosto es un corto animado que nos traslada al futuro. Verónica, una joven indígena, camina por un puente en una Bogotá parcialmente inundada y en la que no para de llover. Verónica intuye que algo malo va a ocurrir y acelera su paso. En el presente actual, Pedro, un anciano, espera la llegada del fin del mundo en un día profetizado por Isabel, su difunta esposa, y recuerda otras predicciones hechas por ella que, en efecto, se cumplieron. Pedro se tranquiliza al recordar una que nunca ocurrió sobre interminables lluvias y una gran inundación. De vuelta en el futuro, Verónica realiza una ceremonia ancestral; mientras tanto, una gigantesca ola se cierne sobre la ciudad. En el presente, Pedro recuerda la hora señalada por su esposa y ve en el reloj que está a menos de un minuto de que su profecía se cumpla...

Entre tanto, en La cerca Francisco Maldonado (Hernán Méndez) se ve tristemente envuelto en una serie de sueños que lo han atormentado, en los que generalmente él, empuñando múltiples armas (el machete, la escopeta, su propia madre) arremete contra su padre, con el que ha perdido el contacto intenso desde la muerte de su mamá. Un inesperado reencuentro, al calor del licor, genera un diálogo largo en el que Francisco confiesa esos sueños y se lavan las culpas, para terminar en los reinos del recuerdo o de la irrealidad de los sueños, o de la ponzoñosa realidad, en una tragedia singular, en la que pasan al olvido los dolores, el humor negro, la niñez, los partidos políticos y la cerca mientras se consumen en la vereda el dolor y los muñecos incendiarios del año viejo.

Durante la semana del festival, Marina fue exhibida en el Centro Magno de Guadalajara durante cuatro días consecutivos en diversos horarios, haciéndole antesala al largometraje peruano La teta asustada. Por su parte, los cortometrajes La cerca y En agosto estuvieron a disposición del público tres días.

Todas estos cortometrajes hacen parte de la valija exclusiva de distribución de Velvet Jellyfish.

No hay comentarios: